miércoles, 15 de octubre de 2014

¿PARA QUÉ SERÁN ESAS PIEDRAS?

  Esa es una buena pregunta. Además, antes de nada, me vais a permitir,  que exprese aquí mi agradecimiento a mi familia más cercana: Mis dos Enriques y María porque fueron ellos los que me ayudaron a coger esas piedras del campo. Gracias por aguantarme y apoyarme haciendo cosas como ésta.

   Bueno, una vez recogidas y lavadas todas esas piedras, ya tenía lo indispensable para plantear la actividad a los peques.

   Como sabéis, estamos trabajando a los Maoríes, tribu que vive en Nueva Zelanda. Pues bien, en ese país hay muchos volcanes por lo que las piedras más abundantes son las volcánicas. De ellas sabemos que son negras y que hasta que se enfrían del todo están bastante calientes.
    Pero claro, nosotros vivimos en Ejea. No tenemos volcanes y  no tenemos piedras volcánicas; asi que con mucha decisión nos hemos lanzado a "crear nuestras piedras volcánicas".

Así que, aquí nos tenéis preparados con nuestras piedras "ejeanas" apunto de ser convertidas en piedras volcánicas





 
Y como no podíamos esperar más. ¡¡¡¡A pintar!!!!









 
¡Qué caras de satisfacción!


 



 
¡La silla se nos quedaba pequeña y nos teníamos que levantar para llegar a los rincones más remotos!


 
¡Otras pintaban al mismo tiempo la piedra y la mano! ¡Pero da igual, lo que ha disfrutado lo compensa todo!

 
¡Algunos son todo perfeccionismo!

 
Y la verdad es que les han quedado genial.

 
Esta actividad no ha terminado.
 
¡¡¡¡Otro día os enseño para que sirven las "piedras volcánicas"!!!!
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario