domingo, 23 de febrero de 2014

CONSTRUIMOS NUESTRA PROPIA CALLE

En la etapa de infantil, como ya sabéis, trabajamos por proyectos que integran las inteligencias múltiples, por lo que llevamos a cabo la programación por paletas y nos basamos en metodologías innovadoras, siendo una de ellas el trabajo cooperativo.

En consonancia con esto último, debo señalaros que el último proyecto trabajado se titulaba "Calles mágicas" y  sobre él desarrollamos un trabajo cooperativo agrupado bajo el epígrafe de "Construimos nuestra propia calle".

Partimos de un trabajo de ya varias semanas viendo los diferentes tipos de comercios e ideas básicas de educación vial. Para esto último, realizamos el visionado de una serie de vídeos que os adjunto a continuación. ¡Los "peques" los conocen y les encantan! ¡Los podéis ver con ellos!








Al final, utilizando una lamina que nos aparecía en el proyecto sobre una librería, plantee a los peques que nosotros, si querían, podíamos construir nuestra propia calle. Al principio, la idea les encanto pero enseguida hubo algún alumno que pensó en una calle tal y como la conocemos y señaló que ¡era imposible que pudiésemos hacer una calle!.  
Ante esto, les explique que seria una "calle dibujada", pero que debíamos pensar que cosas debía tener. Así ,hicimos una lista en la pizarra, hablamos de calle (para ellos eso es la calzada), coches, gente, motos, farolas, semáforos, papeleras, buzones (esto ya os explicaré otro día porque salió),... Como se les olvidaba alguna cosa, yo les guié haciéndoles preguntas como: ¿Y por donde podrá cruzar la gente la calle?, a lo que respondieron: por los pasos de cebra; ¿y quién vigilara que todos respeten las normas?, los policías; ¿Y quién hemos visto que es el encargado de limpiar las calles?, el barrendero;..... y así hasta completar una lista que abarcase todos los contenidos trabajados a lo largo del proyecto. También hablamos que, como ya habíamos visto, todas las calles tienen un nombre y debíamos pensar en el nombre de la nuestra. Enseguida salio el nombre de "librería", por que la lamina en la que nos basábamos era una librería, así que nos pusimos manos a la obra.
    
Pintamos una gran calle en un trozo de papel continuo. Todos los alumnos participaron, pero no tengo fotos, ya que pinceles con pintura gris y niños pintando son incompatibles con maestra haciendo fotos, pero el resultado fue el siguiente.





Después, imprimí dibujos en los que aparecían todos los elementos que habíamos nombrado: policía, barrendero, semáforos, buzón, cartero, niños, coches, motos, e incluso, apareció por allí Dora la exploradora ¡les encanta a los peques y me pareció una buena idea para seguir motivándolos!. Los pintaron, los recorte y , después, cada alumno puso el suyo en el lugar que creía que debía de estar.

A continuación tenemos a los "peques" enseñándonos sus elementos de la calle, momentos antes de ponerlos en el mural ¡Algunos estaban muy impacientes por ponerlos!







¡Llegó el momento de poner cada cosa en su lugar!

















                                                     


Y este fue el resultado final







1 comentario:

  1. Una idea excelente, Silvia, crear una calle y si antes de ver las fotos, me hubieseis preguntado que pondria mi nieta creo que hubiera acertado. Le gusta mucho recibir cartas y eso va asociado al buzón. Tienen unas caritas de contentos. Deben portarse muy bien en clase, se les ve muy tranquilos y felices. Me han gustado mucho todas las entradas del blog, cuanto trabajo, enhorabuena Silvia.

    M Antònia

    ResponderEliminar